las vacas de la India

Pues sí. Las vacas de la India son sagradas. Así que, como yo no me resisto a acariciar a todo bicho peludo que voy encontrando, y a los perros los tenía vetados porque no me dio tiempo de ponerme la vacuna de la rabia, lo primero que hice fue preguntar:

Aunque sean sagradas, ¿se pueden tocar?

Pues sí. Su privilegiada posición sólo les da derecho a que no las maten y a que no se las coman. Ahí termina todo. A las vacas de la India les encantan los mimos, como a cualquiera, y comen papeles por los suelos de las calles, o lo que se tercie.

Son bonitas de puro raras, con esas orejas enormes y una pequeña joroba de dromedario incompleto. Además, saben acostarse a dormir todas enroscadas, como sólo había visto hacer a los chiscos y sus congéneres.

En las calles de las ciudades indias, incluso en sus autovías, puedes encontrarte con casi cualquier cosa. Bicicletas, motos, rickshaws, peatones vestidos de mil colores, perros, cabras, coches, dromedarios, elefantes, camiones decorados con filigranas… Todos se mueven perfectamente coordinados a un ritmo endiablado, sin apenas espacio para circular, sin retrovisores casi, y a pitido limpio.

Eso sí, en cuanto aparece una vaca, la maraña de tráfico se para en seco, se hace el silencio, y hombres y animales esperan pacientemente a que la criatura termine de cruzar.

Ni un rasguño. Pero tampoco una caricia. Las vacas de la India están deseando que les den mimos. Y, cuando lo haces, se te quedan mirando embobadas, con esos ojos grandes, inmensos.

img_4954_1

Anuncios

6 Respuestas a “las vacas de la India

  1. Pero ¿tu sabes ccuanto desearia ser vaca en la india? ¿mimitos gratis y paseos todo el día? Ains quien fuera vaca….jaja Me encanta este desvarío…Besos Ana

  2. jaa que curioso, cari…. que interesante. Lástima que aquí a los peatones no se les respeta tanto como a las vacas ahí.

    Eso si, que lastima de chuletas que se pierden. Bezos.

  3. Sabía lo de las vacas sagradas pero lo has contado de tal forma que le has dado una dimensión nueva a la veneración que tienen esos animales en ese lugar del mundo.

    Por cierto, recuerdo que iba a mi conservatorio un chico de la India que tocaba el clarinete y siempre decía que su país es muy bonito pero también muy sucio.

    Besos, viajera. Me alegro mucho de verte de nuevo por aquí.

  4. ayyy jajajaja que risa! “Aunque sean sagradas, ¿se pueden tocar?”…
    Creo que yo habria preguntado lo mismo…son tan monas!Delgaditas,con sus ojos tristes,sus orejitas sobresalientes….jo!tiene que ser una gozada poder acariciarlas…aunque tmbn stoy con winnie…kien fuera vaca!…de la India claro…no me gustaria que me cocinaran a fuego lento!…Un beso!^^

  5. ¡Hola Ana!

    ¡Qué bonito tu post! ¡Me ha encantado! por suuesto que le gustan que le den mismos, como a todos.

    ¡Un besote! ¡Me encanta tu sensibilidad!

    MIGUEL

  6. ESTO ES MUY INTERESANTE GRACIAS BESOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s