pesadillas

Si es que no se puede beber tanto, ya lo decía… bueno, alguien lo diría. Esta noche he tenido que levantarme dos veces porque me estaba haciendo pis. Hay que fastidiarse, con lo que me gusta dormir. Menos mal que no me ha dado por tener pesadillas, que llevo una semanita…

Ayer fui a recoger una furgoneta enorme que me han prestado unos amigos para trasladar unas barricas de vino este fin de semana.

Venía yo tan contenta allí subida cuando, de pronto, levanto la vista hacia arriba y ¿qué diréis que veo? Una araña colgando de un hilo invisible justo encima de mi cabeza!!!!

El tráfico en marcha, yo rodeada de coches y sin poder parar de ninguna manera. El bicho estirando y encogiendo las patas. Yo taquicárdica perdida, por dios que se cierre el semáforo.

Sin moverme mucho para no dar aire al animalito alargo la mano derecha hacia el bolso, en busca de un kleeneex. Mierda, hoy llevo el morral de dieciséis mil bolsillos, no encuentro nada. El bicho sigue balanceándose sobre mí, a punto de caer.

Los semáforos están todos abiertos. Otro más en verde. Por fin, la calle peatonal de entrada al parking. Me meto. Echo el freno de mano. Abro la ventanilla, rezando para que la araña no se dé cuenta. Pego la espalda al asiento como si me fuese la vida en ello. Mi mano derecha sigue rebuscando en el bolso.

Por fin!! Encuentro un pañuelo de papel, respiro hondo, me armo de valor, agarro al bicho y tiro kleeneex y bicho por la ventanilla. La gente que pasa por la calle me mira con cara de qué incívica es esta tía. Que les den. Respiro. Puf.

Arranco de nuevo y enfilo hacia el parking. Cojo el ticket. Veo una señal de altura máxima: 2 metros. ¿Cuántos metros mide esta furgoneta? Qué cosas, ¿cómo no se me habrá ocurrido medirla? Calculo mentalmente. Yo mido 1,62 y medio desde que tenía 13 años (y 1,65 según el último reconocimiento médico 😀 ¿a que mola?). Ella me saca lo menos dos cabezas…

Mierda, ya no hay marcha atrás, la cola de coches que me sigue me impide retroceder. Aprieto los dientes, meto primera y bajo despacito, muy despacito… esperando el impacto contra el techo.

De pronto oigo un ñiiiiiiak!! Dios!! Abro los ojos, miro hacia arriba… Pero no, es el suelo, de goma, que hace ruido contra los neumáticos. Otro puf. Vaya tarde.

Aparco, salgo a la luz intensa de la plaza mayor. Vuelvo caminando hacia casa. Allí, en el suelo, está el kleeneex, hecho un gurruño blanco que destaca en medio de la calle. Me siento como una bruja y espero que la pobre araña se haya salvado sin daños irreversibles y consiga escapar hacia el macetero que hay al lado.

¿Cómo queréis que no tenga pesadillas?

Anuncios

7 Respuestas a “pesadillas

  1. y digo yo… qué tiene que ver el vídeo con el resto?

  2. Describiendo situaciones “hilarantes” eres única. Yo voy a aprovechar para desahogarme contigo…no puedo más de soñar. Estoy harta ana. Siempre sueño con la misma persona… estoy agotada, hoy no he ido al gym porque estoy agotadita. Cierro los ojos y siempre lo mismo…Bueno es que si no se lo decía a alguien reviento, que me he levantado a las 11 con la cabeza como un bombo. Así que ¡fuera las pesadillas y los sueños cansinos!.Besos mi niña y gracias por aguantarme siempre.

  3. Yo reconozco que no me suelo llevar bien con la plana mayor de insectos y demás bichos aunque la palma se la llevan las cucarachas, las moscas, las abejas, los abejorros y las avispas.

    Recuerdo que este verano volvía con mis amigos de una moraga en la playa, serían las 6 de la mañana. En estas que se cruza una cucaracha por nuestro camino y una amiga va y le pega una patada, total que entre el impulso del golpe y el vientecillo que hacía el bichejo salió disparado hacia mí. Tenías que haberme visto corriendo, chillando y blasfemando por el pase marítimo de la Malagueta mientras mis amigos se partían de risa.

    Besos.

  4. Me pasa eso a mí y seguro que tengo un accidente,con la fobia que les tengo a esos pequeños seres vivientes!

  5. digamos que como la canción no me ha dado ‘good vibrations’… aunque creo que he sabido interpretar el sueño/pesadilla… lo que necesitabas un buen maromo a tu lado que te salve en esos momentos y te reconforte incluso más al ratito después, ¿me equivoco?… es que sólo son sueños…

  6. uffff..me encuentro yo una araña en mi coche…y vamos…pego un frenazo en medio de donde este con tal de que no me toque!!!!!
    No soporto a las arañas…y eso que me parecen superbonitas y curiosas…pero de lejos,y si es de cerca,metidas en un bote!
    Leyendo tu texto de hoy me has recordado,a un dia que fuí con una amiga y su madre al Museo del Prado.
    Tenian una furgoneta mercedes…y esta superaba los 2 metros…asique imaginate el resto,por poco acabamos con furgoneta descapotable!
    Kuidate!y si ves alguna araña…mmm….avisa a los chiscos,que ellos estaran encantados de jugar con ella^^

  7. jajajaaa lo de la araña es de risa!! Cuánto lo entiendo yo tengo pánico a los insectos en general y son incapaz de matarlos o sea que con frecuencia me encuentro haciendo cosas parecidas… eso sí, nunca conduciendo una furgoneta!!! Qué cague!!! Seguro que la araña sobrevivió y está feliz en la macetita tejiendo una telaraña y poniendo huevitos que eclosionarán en breve… aaaahhhhgggggg!!! ahora que lo pienso, casi mejor matarlas ana…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s