palabras de amor

Las había escuchado ya casi todas. Cada amor que había pasado por su vida le había regalado las palabras más bonitas, las más tiernas. Le habían dedicado mares, momentos, poesías, empapelado la casa de te-quieros, sorprendido con notitas cada mañana, con millones de flores, escrito canciones sólo para ella.

Y ella, que se mete hasta los orejas en cada nuevo charco, disfrutaba con infinita pasión esos momentos cara a cara, tan de cerca que se pierde el enfoque, de esas palabras de amor, y se dejaba querer, y quería con toda el alma.

Un día se enamoró de un hombre de pocas palabras. Al principio no se dio cuenta, sólo veía sus ojos inmensos, sus manos dulces, de caricias apretadas y abrazos infinitos.

Poco a poco fue ella quien llenó los silencios con palabras de amor. Se las decía bajito, al oído, buscando una respuesta. No pedía mucho, le hubiesen bastado esas tres frases hechas de la canción. Él seguramente la amaba, porque le preparaba cosas ricas, y la sorprendía con bailes improvisados, y le contaba cuentos. Pero las palabras de amor nunca llegaban.

A veces recordaba otros amores. Echaba de menos esas tardes indolentes de te-quieros, de besos y caricias sin más intención que esperar el anochecer para continuarse amando a la luz de la luna.

En medio de la resignación, surgía alguna pincelada rebelde y entonces le preguntaba despacito: -¿Me quieres? ¿Cuánto me quieres? -Ya sabes que te quiero. ¿No te lo demuestro? -Anda, dímelo un poquito…

Con la falta de uso, su corazón fue perdiendo poco a poco el oído. El tiempo que le sobraba lo ocupó en otros menesteres, mira qué práctico. Al fin y al cabo, las palabras de amor no sirven para nada. Son momentos perdidos y, si los miras desde fuera, te das cuenta de que tanto almíbar no puede ser bueno.

Un día se dio cuenta de que su vida había sido demasiado intensa. De que las palabras de amor que le correspondían se las había gastado ya todas, por eso no quedaban más que los recuerdos.

Así que, por fin, asumió que es inútil entretenerse con ñoñerías que no conducen a nada más que a esponjar corazones que, total, tienen los latidos contados. Y se dedicó a vivir en mil mundos, sin esperarlas más.

Pero esta semana, sin querer, ha encontrado en una libreta pequeña, de cuadros, el primer te-quiero que le garabatearon unas manos nerviosas. Los dos tenían quince años. Y, por más que se ha puesto pragmática, no ha podido evitarlo, esas primeras palabras de amor le han hecho añorar todas las demás. Las que nunca volverán.

Ella qui sap on és; ella qui sap on para
La vaig perdre i mai més, no he tornat a trobar-la
Però sovint, en fer-se fosc, de lluny m’arriba una cançó
Velles notes, vells acords, velles paraules d’amor…

Ella, dónde andará; tal vez aún me recuerda
Un día se marchó y jamás volví a verla
Pero, cuando oscurece, lejos se escucha una canción
Vieja música que acuna viejas palabras de amor…

Anuncios

4 Respuestas a “palabras de amor

  1. Hay quien dice e insiste que los hechos son lo que importan. Yo ¿cómo te lo diría? yo a veces necesito palabras. Dar sobrentendidas las cosas creo que no es siempre lo que necesita tu alma…yo a quien quiero, de una forma o de otra forma de querer, me gusta decirle: Te quiero.
    Un beso Ana.
    (la canción es maravillosa. últimamente la oigo mucho mucho mucho….será que necesito palabras palabras palabras………….

  2. Necesito palabras,caricias,besos,miradas,detalles,abrazos…y yo responderé de la misma forma.Bonita canción.
    Besos de vuelta.

  3. jooo que triste 😦
    Hoy no se porque…me siento triste,y es por eso,por recuerdos,por palabras de amor,por amores…en fin…un bs^^

  4. Me ha encantado este post y entiendo a la protagonista perfectamente!!! Yo necesito de esos detalles continuamente (ya sé ya que “obras son amores”) y soy feliz porque tengo la suerte de tener a alguien a mi lado que en cuantito me despisto me pinta un corazón con el que yo, empapelo las puertas de mi armario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s