a por el verde

Que digo yo… que si el Corte Inglés lo lleva haciendo toda la vida, a ver por qué no voy yo a poder declarar inaugurada la primavera cuando me apetezca, que a chula no hay centro comercial que me gane. Así que eso, que ya es primavera en casa de los chiscos.

Total que, una vez decidida la cuestión fundamental, ni corta ni perezosa me he lanzado sin reservas al consumismo marujil, en busca del verde-hierba en todas sus variedades hogareñas, que por lo visto es el must de esta temporada.

De momento me he surtido de manteles de tamaños dispares, en lino y algodón, caminos de mesa en verde, rojo pimiento y anaranjado, lisos y no tanto, y servilletas de papel de esas que da pena tirar, con frutas, hortalizas y colorines varios.

Mañana o pasado, como muy tarde, toca renovación de cojines, y también voy a tirarme de cabeza al verde, que quiero una casa con sabor a revolcones en la hierba, a rana de cuento, a musgo de manantial, a beso con chicle de clorofila, a mojito con menta fresca.

No sé si es que me ha entrado complejo de vaca frisona o que me he pasado con las comilonas invernales y el cuerpo, tan sabio siempre, necesita vitaminas. Y eso que, por mucho que hoy piense en verde, sigo prefiriendo la Estrella Galicia a la Heineken, que conste.

Aprovecho para declarar aquí solemnemente que hoy comienzo una dieta que va a coincidir exactamente con la Cuaresma y que espero sea la última de mi vida (no te descojones, Blue), porque me voy a quedar tan divina de la muerte que eso no va a haber dios que lo mejore, como no sea con cirugía y de la radical. Que igual también 😀

Por si me falla la voluntad, que además de tenerla maltrecha hay que reconocer que a la pobre la tengo muy tentada con tanta xuntanza gastronómica y tanto sarao, me he puesto una pulserita verde, para que sea mirarla y resistir las flaquezas.

Para completar la(s) metamorfosis, esta tarde bajaré a asaltar la floristería de enfrente, a por algo refrescante y a ver si han llegado las primaveras, que me recuerdan a las que crecen en las húmedas cunetas gallegas. Los chiscos, encantados, porque a más variedad de verdes y flores, más cosas ricas para mordisquear.

Mira tú lo que son las cosas. A mí que la primavera siempre me ha parecido una estación bastante repipi, con tanto brote tierno y tanta poesía y tanta leche; una antesala cutre del tórrido, sensual, disoluto y tentador verano, vamos. Pero este año, oye, que estoy deseando estrenar.

Así que, bienvenidos a la primavera, queridos míos. Aquí os esperamos, rodeados de verde.

hierba

Anuncios

16 Respuestas a “a por el verde

  1. Querida Ana: ¿dónde está ese sapo verde verde…que eras antes de convertirte en “divina de la muerte”? Nena…tu no necesitas cambiar porque cuando sonries llenas tanto a los que te rodeamos…que ninguna dieta nos ha de importar. Y dicho y hecho…Yo también saludo a la Primavera. Besos.

  2. ¡Que no me río, Ana! Yo no me río de tus dietas. Lo que pasa es que nunca he sabido que la que estabas haciendo en determinado momento había finalizado.

    Cuanto verde, por Dios. Además dicen que relaja, sabes, así que a tirarse en el sofá. Además puedes poner un ventilador cerca, para dar mayor sensación de realismo al asunto. Ya ni te digo lo que sería meter un ejemplar de la Cow Parade en el slaón. ¡¡Vamos!! Una granja en casa.

    Besos amor.

  3. Que bien ya es primavera, me alegro la verdad que da gusto ver la luz entrar por las ventanas te cambia la cara.
    este finde será de primavera CAMPOOOOO. Y SOL

  4. JAJ Bueno, yo soy mas de azul, pero si este año viene el verde, pues tira verde…. La verdad es que tienes razón, y eso lo practica mi madre… Ella dice qu si cambias los cojines, las lamparas y los mantelitos individuales ya parece otra casa y por poco dinero redecoras tu republica independiente….

    Ah y desde luego como LA ESTRELLA DE GALICIA no hay otra cerveza, ¿Será por el verde gallego? jaajaj

    Bezos.

  5. Me ha encantado…hoy,hoy has estado genial!
    Haras de tu casa,tu propio parque,tu propia reserva natural,con chisco incluidos…
    Dicen que el verde,significa Esperanza…Tal vez deveriamos de vestir mas de verde nuestras cosas,ya que la esperanza,es lo ultimo que se pierde,pero tambien,lo ultimo a lo que recurrimos.
    Me ha hecho gracia,cuando has dicho,que chiscos,ya tendran cosas nuevas que mordisquear…lo cierto es,que a ellos tambien les gusta dar su toque personal,a esa casa que compartis…
    Tienen que ser unos gatos,lindisimos…
    Un saludo!!! Y a por el verde!

  6. También quedó inaugurada el finde pasado en mi hogar conyugal la primavera y ya he puesto -casi- a punto el jardincito del que tengo la suerte de disfrutar. Me falta renovar la cojinería exterior y limpiar la barbacoa para darla por estrenada definitivamente en breve con alguna cenita de esas con musiquita, muchas velas y tertulia interminable hasta que el cuerpo resista! Sospecho que nos estamos anticipando y que nos tocará volver a sacar el abrigo, aunque yo, prometo oponer resistencia!

  7. Por cierto, así sobre la marcha se me ocurre que estaría guay poder contar con la presencia de las 4 flores adornando mi jardincillo y yo prometo a cambio ser lo mejor anfitriona que sepa y hasta preparar algo light y verde para ti, si para entonces sigues de dieta… jajajaja me pega que tú eres de las mías y te duran lo que tardas en pasar delante de una tienda de chuches!!!! La invitación la dejo caer, así como quien no quiere la cosa…

  8. ¿Sabes que, junto al negro y al violeta, el verde es mi color fetiche? Tengo el armario lleno de prendas de esos colores, así que tengo el verde todo el año en mi vida jajajaja.

    Muchos besos Ana, a recibir la primavera, aunque eso también implica que le va quedando menos al verano, con lo que le temo yo a los calores!!!

  9. Por cierto peque mira el cuadro que he puesto en mi entrada. Tengo la sensación que te gustará. Lo bonito es que me lo pintó un cuñado para mi casa y hoy…se viste de Primavera como el Blog de Ana B.
    Besos.

  10. mi querida optimista: no había llegado leyendo ni a la mitad de tu primer comentario cuando ya estaba pensando en lo mucho que me gustaría conocer tu jardincito. Vamos, que pillo tu invitación al vuelo, y seguro que las chicas también. Y no vale arrepentirse, mira que queda por escrito
    Por mí no te preocupes, efectivamente, me pasa lo que a ti :D, pero no vayas a pensar que hago yo dietas de esas de comer sólo lechuguita y tal… a ver, que una cosa es una cosa y otra distinta fustigarse hasta morir. lo mío es más en plan rollo comidas disociadas, y tal

  11. ¿Y para cuando la cervecita en la terraza a las doce del medio día bajo ese sol enriquecedor?perdón…no puedes,que estás en cuaresma.
    Besoooosss,jejeje

  12. …pues me uno a la celebración, y muchos otros mi gimnasio hoy no podía estar más lleno (operación bikini) y parece que la gente ha comenzado a ir más ligera de ropa… cosa a la que le tenía ganas, ya sólo queda iluminarme con colores vivos como los que describes… y llegarán este mismo finde!!!

  13. Aquí no hay quien hiberne.

  14. pero lindoro, que ha llegado la primavera!!!! ya no tienes excusas para seguir hibernando 😉

  15. Tienes toda la razón del mundo respecto a la mujer luchadora en el trabajo,pienso que ha luchado mucho más que el hombre.El próximo día 8 es el día internacional de la mujer trabajadora,por ello toda esta semana estará dedicada en mi blog a todas vosotras,a todas las mujeres.
    Un beso

  16. muchas gracias, iñaki, es todo un detallazo
    aunque me vaciles con la cerveza y la cuaresma
    te he dicho ya que mi dieta incluye cerveza? 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s