dubai

Hoy voy a romper la costumbre de poner una sola imagen en cada post. No es que tenga fotos buenas, de esas se ha encargado Miguel, que es un profesional y un encanto. Así que yo esta vez me he permitido el lujo de pasarme el viaje haciendo fotos sólo para enseñaros un poquito de lo que he visto en Dubai.

uno-de-los-skyline-de-Dubai

uno-de-los-skyline-de-Dubai

En cuatro -o más :D- pinceladas os diré por qué me ha gustado. Por sorprendente. Porque es un país diferente en todos los aspectos, el sueño de unos visionarios a los que el petróleo ha permitido transformar en menos de tres décadas un desierto puro y duro en un lugar que lo tiene casi todo.

Puede que Dubai no sea lo más del mundo en nada, como ellos pretenden, pero decidme en qué otro lugar podéis encontrar juntas las torres de Manhattan, las dunas del Sahara, los zocos de Estambul, los centros comerciales de París, los garitos más glamurosos de Tokio, la City de Londres y los hoteles de Las Vegas o de Cancún. Eso, sin contar una pista de esquí cubierta o un campo de golf en plena ciudad.

Dubai no es una democracia. Los dubaitíes -esos señores que visten completamente de blanco con el pañuelito en la cabeza y esas señoras que van de negro de arriba a abajo-, que están casi todos forrados, suponen una pequeña parte de la población y son los propietarios del emirato, en menor o mayor medida.

Para construir su decorado, como diría el padre de Optimista, han tenido que abrir el emirato a miles de extranjeros, que son mano de obra barata. Aún así, tengo que contaros que no he visto pobreza como en otros países; que todo está perfectamente limpio y organizado; que hindúes, filipinos, chinos, iraníes, afganos… hasta completar sesenta nacionalidades, cuentan con vivienda, transporte y sanidad gratuitos mientras viven y trabajan allí.

En Dubai hay muchas cosas curiosas, y se te caen muchas ideas preconcebidas. No se pagan impuestos. Los coches llevan matrículas de más o menos cifras dependiendo -inversamente- de la importancia de su propietario en la sociedad.

Desde que lo sabes no puedes evitar fijarte en cada una, a la caza de un jeque millonario de un par de cifras. Yo encontré uno que además estaba buenísimo, pero creo que no era su tipo, a juzgar por las dos rubias que lo acompañaban, de metro noventa, incluyendo tazonazo y creo que encantos ocultos…

No queda petróleo -sí en Abu Dhabi, el emirato de al lado-, por eso se han lanzado a edificar como si les fuese la vida en ello, porque pretenden vivir del turismo de lujo y convertirse en el segundo centro financiero del mundo. A pesar de eso, todo está más barato que en España, los taxis, las comidas, las copas, la ropa…

Tampoco son todo rascacielos. La mayor parte de la ciudad se compone de edificios normales, y las partes viejas son animadas e invitan a callejear. El famoso hotel Burj Al Arab, ese con forma de vela tan chulo, es bastante más canijo de lo que muestran las fotos, y bastante más hortera de lo que admite el gusto europeo.

Eso sí, los rascacielos pequeños son como las cuatro torres nuevas de Madrid, y el Burj Dubai, el que será el edificio más alto del mundo en cuanto acaben sus 860 metros… Es lo más bonito que he visto yo en mucho tiempo, su aguja entra directamente en el cielo e impresiona, te pongas como te pongas.

Las archiconocidas islas en forma de palmera no son un reducto exclusivo para millonarios, sino una forma de ganar kilómetros de costa, horriblemente masificadas de edificios.  Si -como nos confirmaron- Beckham y Schumacher tienen una villa aquí es, seguro, porque se la han regalado para promocionar el invento.

Y qué queréis que os diga. A mí Dubai me ha gustado mucho . Charlando con el gerente iraní del único restaurante de comida dubaití que hay en la ciudad me decía que aquí cada uno hace lo que quiere, se siente libre. Puede que, visto desde la perspectiva occidental, no sea exactamente así, pero sí comparando con los países cercanos.

En Dubai todo el mundo es amable, está alegre, te sonríe; puede que los obreros estén mal pagados, pero todos llevan casco y arnés y se echan a la calle en cuanto termina la jornada; la temperatura es ideal mientras no vayas en verano; sí se puede tomar el sol en bikini en la playa; está prohibido el alcohol en los garitos de la calle, pero no en los pubs y discotecas, que están en los hoteles, donde el servicio es excelente y además se puede fumar; una copa en Sanctuary, el local más cool de todo Dubai, cuesta unos diez euros, y comer en la calle un par de ellos.

No sé qué más. Ahí os van las fotos, para que os deis una vuelta virtual conmigo. Yo, desde luego, pienso volver.

barca-taxi-en-el-Creek

barca-taxi-en-el-Creek

 Por un dirham, unos 23 céntimos de euro, puedes cruzar de un lado a otro de la ciudad.

comiendo-en-la-calle

comiendo-en-la-calle

Nosotros les hacíamos fotos, y ellos nos las hacían a nosotros, muertos de risa. El pollo picante con arroz estaba de vicio.

escaparate-en-el-zoco-del-oro

escaparate-en-el-zoco-del-oro

Yo nunca había visto cosa igual…

exterior-del-Financial-Center
exterior-del-Financial-Center

La zona de negocios, aunque se veía a más gente fumando en la calle y comiendo en las terrazas, que trabajando en las oficinas.

haciendo-el-macarra-en-el-desierto

haciendo-el-macarra-en-el-desierto

El sueño de mi vida, conducir como nuestro chófer filipino de abuela española, que se apellidaba Al Cantara (sí, separado :D)

playa-junto-al-Burj-Al-Arab

playa-junto-al-Burj-Al-Arab

Una de las pocas playas públicas de Dubai. El agua está buenísima y es de un azul turquesa, aunque no se vea en la foto. Ideal un baño para quitarse el polvo del desierto en suspensión que ese día cubría el cielo.

rascacielos-en-obras-en-la-avenida-principal

rascacielos-en-obras-en-la-avenida-principal

Allí todavía no ha llegado la crisis, hay más grúas que habitantes, o casi

recepcion-del-World-Trade-Center

recepcion-del-World-Trade-Center

Es el centro de convenciones más grande del Oriente Próximo. Y estas chicas tan guapas fueron de las poquísimas personas que no posaron encantadas para la cámara.

una-matricula-de-dos-cifras_1

Nos pasamos el viaje a la caza de un ‘una cifra’, pero no hubo manera… Este BMW tiene sólo dos. Detrás, la mezquita más antigua de Dubai. Enfrente, no se ve, estaba Zara Home.

viviendas-en-el-tronco-de-Palm-Dubai

viviendas-en-el-tronco-de-Palm-Dubai

Viendo esto se te caen los mitos. Es el tronco de la famosa isla palmera, la primera que han terminado. En las ramas hay villas, pero tampoco mejora mucho la cosa, de apretadas que las han plantado. Para consolarnos tuvimos que volver por la noche, a ahogar las penas en el alcohol más pijo de Dubai, en una terraza súper exclusiva dentro del hotel Atlantis, a donde sólo se puede entrar si eres VIP, VIP. Como nosotros. 😉

Anuncios

11 Respuestas a “dubai

  1. Me parece una crónica genial Ana y las fotos dicen mucho de allí para hacerme una ligera idea. Me alucina la cantidad de mundo que estás viendo. Aprovechalo a tope…que es lo bonito. Un beso y gracias por compartirlo con nosotros.
    Ah yo creo que lo del oro es pa’ quitar el sentio’.

  2. Oye, pues qué guay! Se nota que te lo has pasado fenomenal y la verdad es que leyendo lo que nos cuentas ganas dan de coger el próximo vuelo!!! La verdad es que todo el mundo que conoce Dubai vuelve gratamente impresionado, por algo será…

  3. Uno de mis mejores amigos estuvo en Turquía el año pasado (aunque sé que no tiene nada que ver con Dubai) y estaba encantado. Quizás me anime y alguna vez vaya a conocer esos países tan exóticos pero a la vez tan aperturistas, eso sí, iré en inviernos, que yo el calor no lo aguanto.

    Besos.

  4. Increible….segun iba leyendo y viendo las imagenes,por un momento,creí,haber viajado contigo.
    Me gusta como explicaste,cada detalle,cada “cosa” que llamo tu atencion.
    Me alegro de que fuera un buen viaje.
    Espero algún día,poder contar un viaje con tanto enfasis,como nos has mostrado tu en este dia.Un saludo!
    Y por cierto,me encanta la foto “comiendo en la calle”.
    Es preciosa.Un beso y cuidate;)^^

  5. muy bien las fotos parece que tengo una competidora en esto de los viajes.

  6. …nos dejas con ganas de transportarnos a ese rinconcito que tan bien nos retratas y relatas, uff otro sitio más a la lista de mis próximos destinos: marrakech, dubai, qué será lo siguiente…

  7. gracias por esos comentarios tan amables, sois un encanto 🙂

  8. Eeeh… y no te has fijado que en el hotel Atlantis hay filtraciones de agua y losas sueltas?? ni en los fallos de acabado gravísimos?? ni en los materiales de inferior calidad?? y ya no te digo el agua de las playas, esas privadas de los hoteles: el nivel de bacterias es el mismo que en el wc de tu casa…

    yo he estado varias veces en los emiratos (vuelvo en un par de semanas de hecho). Y cada vez lo veo más hortera y decadente… será que ahora ya no me impresiona el lujo porque veo todo lo que hay detras…

  9. Hola, Maca!
    Gracias por pasarte
    No, la verdad es que no me he fijado en los acabados del hotel Atlantis, pero es que eso ya no me impresiona, he visto tantas obras mal hechas en tantos países, y tantas playas sucias…

    Para eso no hace falta irse a Dubai, pero ni siquiera salir de casa. aquí en España tenemos ejemplos para aburrir, cualquier magnífica obra pública, si la miras un poco de cerca, la magnificencia se termina en cuanto comienza la dirección de obra 🙂
    y playas y aguas contaminadas… puf
    no te voy a encontrar las cositas que me he encontrado, por ejemplo, en la playa más famosa de Vigo, la de Samil 😀

  10. increibles fotos espero que ll hallas pasado de maravilla

  11. increibles fotos espero que lo hallas pasado de maravilla

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s