calcetines

De todas las cosas que se pueden perder en la vida, la que más me fastidia -quizá por la frecuencia- son los calcetines. Es decir, el calcetín, en singular. Porque si pierdes un par, pues bueno, sobrevives pensando que se han fugado a vivir su pasión. Pero si de repente abres la lavadora, o el cajón, y uno solito te mira con cara de pena por su compañero ausente… Eso es terrible.

¿Qué hacer? Lo puedes dejar en su sitio, con la esperanza de que sólo haya sido una canita al aire y su pareja vuelva a casa pronto. Pero no suele suceder. Y mientras, cada vez que vas al cajón a buscar algo te lo encuentras allí, descorazonado, sin esperanza. Con la cara -y el talón- más marchita cada día.

Puedes darle una despedida cariñosa y tirarlo a la basura, con la esperanza de que el tiempo lo conduzca al cielo de los calcetines, que me imagino como un desagüe sin depuradora en la playa de Samil, en Vigo, saliendo a chorro al mar entre miles de calcetines desparejados y sonrientes.

Esta última opción tiene la pega de que, al cabo de una semana justita, te encuentras detrás de una estantería al calcetín infiel, medio tajado, que vuelve a casa, arrepentido, sin saber que llega demasiado tarde. Y vuelta al problema.

No sé. Últimamente me da por una tercera opción, hacer de celestina intentando nuevas parejas. Los cito en mis pies por la mañana temprano, me los llevo a conocer mundo juntos durante un día, y por la noche los meto al cesto de la ropa sucia, para que tengan un poco de intimidad.

A veces funciona. La semana pasada probé con uno marrón y rosa de rayitas y otro de flores y parece que ha habido flechazo. Ayer quisieron repetir. Puede que sea el principio de un gran amor. Ya os contaré.

 SOCKS WHITE HOUSE

P.D. no quiero ni pensar cómo será lo de tener cuatro patas

Anuncios

12 Respuestas a “calcetines

  1. Ana me has hecho reir una barbaridad. buenos días. Tienes mi apoyo para seguir haciendo de celestina con tus “calces” y lo ¡encantaditos que estaránellos!.
    As usual coincido contigo….siempre siempre impepinablemente aparece la pareja al cabo de una semana de haber tirado el “viudo”. Pero bueno..ahí tenemos Calzedonia y H&M para sustituirlos. Besos. (y gracias por estar AHI con tus comentarios) Más besos

  2. Jajajaja,me parece una gran idea de buscar el amor al calcetín perdido.Por cierto….yo tengo uno sin pareja…es verde y bajito,muy aseado…besetes

  3. jaaj pues mira, cari es una solucion.. Al final igual consigues la perfección, que se emparejen solos!!

    yo creo que los calcetines los roban los trolls o viajan a otra dimensión, pero para que no se note mucho te van robando uno a ti y otro a mi… A los trolls no les importa llevarlos desparejados jaajja

    Pq tu blog tiene el nombre generico de los dos gatos pero solo responde al nombre de uno? No me parece justo para el otro gato jaja ¡Respeta los derechos del pobre animal! jajaja

    Bezos

  4. Huy Ana, a mí cuando me pasa eso revuelvo entero el cajón donde los guardo con los gayumbos y las camisetas interiores y si no aparece el calcetín transfuga me pillo un minicabreo y acabo tirando el otro a la basura con un mohín de disgusto pero me has dado una gran idea con eso de buscarles unas parejas muy diferentes a ellos.

    Besos.

  5. yo soy daltónico y en ocasiones les emparejo sin querer y no pasa nada ellos me entienden y les gusta esa promiscuidad coloril

  6. Todos coincidimos en la absurda pérdida y yo hago lo de ponérmelos también desparejados, sin más. En mi caso es porque lo he comprobado, los míos con seguridad se esconden para vacilarme porque en cuanto me decido a tirar uno, la siguiente lavadora me vomita, indefectiblemente al que daba por perdido… pero, ahora que lo pienso… no serán las lavadoras las que lo traman todo???? alguno nos hemos molestado en preguntar al calcetín perdido (una vez recuperado) qué ha estado haciendo todo ese tiempo???? hemos estado al tanto de detectar huellas de tortura a su regreso???? creo que deberíamos ponermos manos a la obra para desenmascarar al cerebro de la trama… tal vez, nuestros queridos calcetines estén sufriendo silenciosamente algún tipo de persecución y nosotr@s aquí, riéndonos alegremente… pensadlo dos minutos… los pelos como escarpias!!!!

  7. me encanta daros ideas… 😉 y reírme con las vuestras
    Iago, muchas gracias por pasarte por aquí
    la cuestión es que cada gato (en realidad son gatas) tenía su nombre, pero cuando llamaba a chisco contestaban las dos, así que les comencé a llamar chiscos, es por eso 😀
    un beso

  8. Tú te reirás pero a mí hoy me has dejado un mal cuerpo… qué cabronada!!!! como el desaparecido traiga extra de pelotillas o el talón más gastado que el otro… no quiero ni pensarlo!!!!

  9. ay, mi querida optimista, no se puede ser tan viciosilla… 😀

  10. …si me permites la osadía yo hago tríos y cosas de mayor numeración con mis calcetines perdidos hasta que me desencanto y los tiro al cesto (de la basura)…bss

  11. Hola Ana. Gracias por tu visita.
    Oye, yo siempre les doy una segunda oportunidad a los transfugas, pero es una buena idea eso de buscarles otras parejas….
    Mandame tu correo y te cuento todo lo que quieras saber de mis carteras.

  12. elpoderdeunapalabra

    Consideraba un gran misterio ese de los calcetines.
    Ahora conozco que es porque tienen una insospechada vida propia.
    Encantador…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s