copitos de nieve

Pues nada, en España caen cuatro copos -o cinco- y ya tenemos el país enterito paralizado. Me escandalizaba yo hace unas semanas, cuando Asturias estuvo incomunicada por carretera durante 24 horas a causa de las nevadas. Pero ya me extrañaba a mí que esto alertase las conciencias de nuestros responsables políticos.

En un informativo que dedicó ayer 45 minutos de reloj a enseñarnos imágenes de ciudades nevadas y coches atascados en el hielo, aparecía un viajero canadiense, pasmado de la situación. ‘En mi país nieva lo que no está escrito, y no se cierran los aeropuertos’, se quejaba el hombre amargamente.

Sí, señores, el aeropuerto internacional de Madrid-Barajas, el más importante de España, estuvo ayer completamente cerrado al tráfico desde las 8 de la mañana hasta media tarde. Ni despegues, ni aterrizajes, ni ná de ná. Aquello parecía un belén.

Eso, por no hablar de la DGT cacareando a los cuatro vientos que no se salga de casa, que el coche ni tocarlo, y de los capos de Renfe cancelando unilateralmente los seguros de anulación por retrasos.

Lo que más me sorprende es que no veo al personal nada extrañado con la situación. Me pregunto si es que viajan poco, o ya están lo completamente evolucionados y son lo suficientemente sabios como para dedicarse en exclusiva a leer el Marca (teoría de mi hermano).

Y digo yo que al menos los informativos de la tele, por aquello de que llevan todo el santo mes viviendo de las rentas entre las nevadas, las rebajas y la crisis, podían buscar enfoques más originales y cumplir con su deber de servicio público.

Por ejemplo, encargar a su red de corresponsales en Europa que elaboren un par de reportajes sobre cómo combaten los países civilizados los efectos del invierno y siguen funcionando. Eso, en vez de pasarse todo el mes en conexiones a cunetas y calles variadas, con los becarios poniendo cara de susto ante dos o tres centímetros del blanco manto.

A ver si se enteran de que cuando algo es habitual y corresponde con el tiempo en que vivimos, que se llama invierno, deja de ser noticia. Aunque unos días nieve un poco más que otros, que no quiero ni pensar cómo será la cosa cuando aquí pase algo gordo de verdad.

Y a ver si se enteran también de que en este país de chirigota toda la puta vida ha nevado y los niños no salían despavoridos de los colegios ni los padres estaban ‘profundamente inquietos’ por el bienestar de sus hijos y pedían salidas del trabajo a media mañana para buscar a sus retoños.

Los únicos normales, por otra parte, son estos días los niños, que disfrutan de lo que hay sin más, y se dedican a hacer muñecos de nieve y a tirarse bolas. Hay que ver las caritas de felicidad que se les ponen. Yo tampoco lo puedo evitar, por más veces que vea nevar, me parece tan mágico y tan sorprendente que me alegra el día sin remedio. Vamos, que se me pasa hasta el frío.

Y me pregunto si Copito de Nieve, el auténtico, aquel precioso gorila albino del Zoo de Barcelona al que nunca llegué a conocer en persona, habrá jugado alguna vez con la nieve…

copitodenieve

Anuncios

5 Respuestas a “copitos de nieve

  1. Yo disfruté ayer muchisimo viendo nevar en Madrid. Y sí es cierto que es increible que un pais se paralize de esta forma. Como bien dices toda la vida de Dios ha pasado esto (como tantas otras cosas) y no se volvía todo el mundo loco…. En fin…¿aprenderemos alguna vez?

  2. Pues yo estoy encantado de todas las nevadas que me estoy comiendo desde que estoy en Jaca. Es algo que ya echaba un poco de menos de cuando vivía en Segovia, así que yo contentísimo. Además como no tengo el carnet de conducir tampoco me afecta gran cosa.

  3. Y qué me dices del típico recurso que sale todos los años de: los abuelos de la localidad dicen no recordar una nevada como esta en mucho tiempo (puedes sustituir nevada por calor -en verano-, lluvia -en primavera/otoño-, riadas -gota fría-… Es la ostia.

  4. …desconozco por qué parecemos anestesiados ante temas serios pero de los que todos escabullen su responsabilidad.. eso sí, a final de mes tienen su nómina calentita… extrañamente (¿y me extraña?) tampoco pude ver a esos corresponsales extranjeros y cómo combaten estas incidencias en países no tan lejanos… tengo un cabreo supino!!

  5. eso, blue, me faltó lo de los abuelos y la mayor nevada-lluvia-calor de la historia 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s