me encantaría estrenar agenda

Me gustaría tener siete vidas paralelas, sólo para poder tener otras tantas agendas en las que escribir cada día. Mira que me gustan. Una de las pocas cosas que no molan de comenzar año es la cantidad de ellas que me regalan, me encuentro en los escaparates, en los kioscos, tan bonitas, tan vírgenes, y yo sin poder estrenar.

La culpa la tiene esa querencia mía por las agendas escolares -reminiscencias de mis tiempos de estudiante o, más bien, será que soy la eterna estudiante- que traslada mis estrenos a septiembre.

De hecho, cada año me paso medio agosto de papelería en papelería (dulce peregrinación) esperando a que saquen a la venta las primeras. Desde hace ya varios cursos soy fiel a finocam, que tiene unas gorditas, de espiral, más pequeñas que un A5, con gomita y separadores de plástico duro. Eso sí, cada año varío de diseño, a cada cual más popero.

Total, que este mes me muerdo las uñas pensando en la cantidad de oportunidades desaprovechadas. Todo dios estrenando agenda y yo con estos pelos.

El otro día no pude resistirme y compré una. No sé qué leches voy a hacer con ella. Seguramente dormirá el sueño de los justos en la estantería hasta que la utilice para tomar notas o algo. Pero es que es tan bonita…

Mira que para otras cosas soy yo más avanzada tecnológicamente, pero qué placer leer cada mañana las tareas pendientes negro sobre blanco, no hay color. Y qué deciros del gustito de ir tachando…

Mis amigos se chotean diciendo que apunto hasta cuando voy a… Pero en este tema, como en otros, me resbalan las críticas. Además, luego, bien que se acuerdan de Anita que apunta todo cuando les falla la memoria.

Pues eso, que no sé cómo se puede vivir sin agenda, con la cantidad de disco duro que te ahorras exportando al papel las cositas de cada día. Que dicen que el saber no ocupa lugar, pero la cabeza se te queda mucho más despejada, os lo aseguro.

Por favor, contadme que vosotros sí estrenáis agenda, para que pueda saborear ese placer, aunque sea en tercera persona…

asi-es-la-mia

Anuncios

7 Respuestas a “me encantaría estrenar agenda

  1. As usual…enteritamente de acuerdo contigo. Yo estrené ayer agenda/s. Ese sí que es mi problema este año, que me duplico. Una agenda para el bolso…que me salva siempre la vida y otra en el trabajo de las grandotas que la uso tipo diario. Desde hace ya años cojo el mismo formato de la del bolso y luego, pasado el año la conservo y junto a las otras es prácticamente mi diario de vida.
    Ah! ayer la estrené para poner algo precioso….”si Ita puede…comida de blogueras el 23 de enero! Qué bien!!!

  2. Yo ya sabes que soy como tú, de agendas escolares. No sé, son las que más me sirven porque, a parte de las utilidades que tiene toda agenda normal, también tiene apartados de datos especialmente preparados para lo que necesito. Mi agenda dde este curso también es de Finocam, y me sirve muchísimo para organizarme ya no sólo con el día a día, sino sobre todo en época de exámenes. Sabes que mucha gente se agobia con el “no sé si me dará tiempo”. Pues bien, yo lo que hago en esta época con la agenda es organizarme las cosas que voy a hacer:

    Viernes.- Leer apuntes de técnicas de reporterismo.
    Sábado.- Estudiar tema 4 de Derecho Internacional Público.
    Domingo.- Tema 5 de…

    Y todo así, porque de esta manera me aseguro que me da tiempo a todo y me “obligo” a hacerlo para ir holgado. Benditas agendas…

    Besotes

  3. Desde que acabé el bachillerato no he vuelto a usar una agenda porque considero que tampoco la necesito, desde pequeño siempre me han metido mucha caña para que organizase bien mi tiempo y mi dinero y cuando tengo algo que recordar como que tengo que pasarme por UGT o que tengo cita con el dermatólogo lo apunto en el móvil.

    Besos.

  4. elpoderdeunapalabra

    Te comprendo perfectamente.
    Y conozco la agenda a la que haces referencia.Mi favorita es una en amarillo de hace algunos años.
    Te informo,aunque ya sabrás, de que con casi todas las revistas de moda del mes de diciembre “regalan” una agenda.¡Estas a tiempo!
    Yo al verlas me he visto obligada a “agenciarme “dos.
    Lo mío va más allá y además de con las agendas me pasa con los cuadernos y los diarios bonitos que jamás rellenaré ,porque además(como a tí)cuanto más bonitos me parecen, más pena me da usarlos con vanalidades y frivolidades que no esten a su altura.Así tengo montones y montones de cuadernos,agendas(caducadas),diarios vírgenes esperando al contenido perfecto.Eso sí son monísimos.
    Enfermizo lo mío.

    Estupendo blog,lo he descubierto hoy.
    Me pasaré,un saludo.

  5. muchas gracias, chicos 🙂
    y bienvenida, elpoderdeunapalabra. gracias por tus palabras tan amables. me identifico completamente con lo que dices, diarios, agendas, libretitas… lo mío también es enfermizo 😀
    besosssss

  6. También me identifico, una vez más y también colecciono compulsivamente cualquier tipo de cuadernito, moleskine, agendita, libretilla y además para terminar de caer en la ruina total practico caligrafía artística (con una profa japonesa) y a las libretillas y demás añado cualquier tipo de plumín, tinta china, pincelito, estuche… en fin, lo dicho una ruina total!!!!!!!

  7. elpoderdeunapalabra

    ¡Ah,entonces es una pandemia!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s