elegancia

Dicen que en el amor y en la guerra todo vale. Estoy de acuerdo. Pero una cosa son las reglas y otra tus propias reglas. De cada uno depende simplemente cumplirlas o, además, demostrar elegancia y savoir faire.

No es infrecuente enamorarse de alguien que no nos corresponde. Lo primero, claro, es intentar que la situación cambie. Ahí es -considero yo- donde todo vale. Podemos y debemos emplear todas nuestras armas hasta rendir a nuestros pies a la criatura en cuestión.

Otra cosa es que el susodicho nos confiese, arrebolado, que lo nuestro es imposible porque está enamorado de otra persona. Entonces -creo yo- lo suyo es retirarse sin hacer ruido, aceptar la derrota con caballerosidad. Si además es nuestro amigo, eso incluye tragarse las lágrimas y arrimar el hombro para que sea feliz.

Me parece patético intentar retener a quien no te quiere a toda costa, humillaciones y ruegos incluidos. Más aún si el proceso incluye amenazas, mentiras, chantajes emocionales y puyitas traicioneras. Todavía peor si el objeto de nuestras brujerías es el tercero en discordia, ése sin comerlo ni beberlo, ni enterarse de qué va la historia. Para eso ya hay que tener bien poquita dignidad.

Pero si de quien estamos hablando es un amigo, entonces todo esto se eleva directamente a la categoría de canallada.

Además de que resulta completamente inútil, mientras disparamos al plato equivocado perdemos otros blancos que teníamos a tiro y que, quién sabe, lo mismo eran tanto o más apetecibles. Nunca lo sabremos si los dejamos escapar.

Un poquito de elegancia, por favor, que ya somos mayorcitos.

esto-si-es-elegancia_1

Anuncios

5 Respuestas a “elegancia

  1. Mi madre decía que no había nada más triste que un amor no correspondido.
    ¿te he dicho que soy especialista en amores no correspondidos?…
    Bueno me quedaré con “el amigo”. Eso debe bastarme. Un beso Ana

  2. creo recordar comportarme de esa manera, emperrado en conseguir a alguien… al final de ese largo camino miraba lo que quedaba en mis manos y había muy poco por no decir que nada. además de perder un tiempo precioso… para elegancia la de la foto. bss

  3. Yo he pasado por varios amores no correspondidos. Bueno, de hecho sabes que todos han sido no correspondidos Ana jajajaja, asi que me temo que soy tan especialista como Winnie. Espero que estés bien, un beso.

  4. Muchas veces el amor correspondido hace que se nos vaya la cabeza,no se trata de elegancia,mas bien de cordura..
    Besoss

  5. No sé que habrá pasado Ana pero te digo por experiencia que si hay algo peor que un amor no correspondido es un ex neurótico con complejo de James Stewart en La Ventana Indiscreta. Besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s