oro rojo

Aquí me tenéis. Empezando la mañanita con un descafeinado muy, muy largo, sin leche ni ná, porque en media horita voy a que me hagan un análisis de sangre. Con el miedo que me dan. Tras dos o tres años escapando de las agujas, por fin me he decidido, aprovechando estos reconocimientos rutinarios y tal, no vaya a ser.

A diario no desayuno nunca más que un par de cafés con leche, pero tanto me han avisado de que vaya en ayunas que me está entrando un hambre tremenda, vaya por dios. Espero que el descafeinado no falsee las pruebas, no me aguantaba sin tomar algo caliente. Tiene coña, yo que desayuno siempre en frío. Serán los nervios.

Es que es pensarlo y me pongo mala. ¿No podían enrollarse y ponerte anestesia, o algo? Como en las pelis, un pañuelo con cloroformo y a caer redonda.

Además, no entiendo por qué se empeñan en quitarte casi medio litro, si los del CSI hacen maravillas con una mísera gota, y con medio pelo de tu primo te sacan hasta el nombre del primer amor. Vampiros, que son unos vampiros. Yo creo que en realidad tienen montado un negocio paralelo de venta del oro rojo (y no me refiero a las gambas ésas del Mediterráneo, que también). Fijo que sí.

Bueno, a por ellos. Ya os contaré… cuando se me pase el susto.

oro-rojo

Anuncios

5 Respuestas a “oro rojo

  1. Hala! a que te extraigan….¡que no pasa na! que tú no mires y así no te enteras de nada.
    ¿Por qué no aprovechas y donas medio litro de tu sangre de paso? Ja ja. Es que así, voy yo y solicito una trasfusión de tu sangre…que seguro que me hace ser una tía de p….madre!. Besitos.

  2. Anímate, que no es nada!!!! A mí me pasa lo mismo (y te aseguro que de un tiempo a esta parte lo sufro con más frecuencia de la deseada) y yo, que desayuno un par de cafetitos ese día me tomaría unas tostadas con capa y media de mantequilla y dos de mermelada. De hecho, al salir de hacerme la analítica no puedo resistir el irme de cabeza a la cafetería del hospital que toque y pedirme un croissant a la plancha!!! Qué ricos los de los hospitales, eh????? Por más que una lo intente en su casa… Bueno, pues lo dicho, que espero que te toque un vampiro de los que saben lo que se hacen y que luego disfrutes de un buen desayuno hipercalórico!!!!!!!!!!!!! Ya nos contarás qué tal los resultados y tal. Seguro que estás como una perita limonera!!!!

  3. Ánimo Ana, ya verás como no es nada, yo el pinchacito ni lo noto pero como no puedo ver mi propia sangre miro para otro lado mientras la ATS de turno me hurga en las venas con la jeringuilla. Y por supuesto como dice optimista, a tomarte el rey de los desayunos, que en mi caso incluye un gofre bien cargado de nata y chocolate y un café.

    Besos.

  4. Yo creo que ahora procede otra entrada en el blog contándonos el desayuno, para que todos podamos recuperarnos del mareo.
    Un abrazo a todos.

  5. el sábado tenía que hacer tiempo para entrar al cine, descubrí un autobús de cruz roja y decidí que lo mejor que podía hacer en ese momento era donar sangre, eso sí luego me pegué una buena cenorra… confío en que todo vaya bien, y que recuperes tus desayunos tranquilos… bss

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s