cenas de navidad

Ayer estuve tomando un café con churros con cinco amigos (cuatro de ellos casados, luego os explico). Habíamos quedado para concretar la fecha definitiva de la cena de navidad. Bueno, lo de la navidad es un decir, nosotros quedamos por lo menos una vez al mes y ya toca. A veces en un restaurante, a veces en una bodega. La cita suele ser un miércoles, para comer y, tras una copa de sobremesa, cada mochuelo a su olivo. Los que tienen la suerte de tener la tarde libre, pues a echar la siesta, y los demás, a currar.

Así que, como a mí siempre me toca currar y las copas las prefiero por la noche y con música, propuse hace tiempo que la cita de diciembre fuese algo especial y la cambiásemos por cena. Hubo quien comentó que prefería comida, que tal… la cosa quedó en el aire. Ayer, a la hora de la verdad, tres de los seis que éramos se negaron en redondo a ir de cena. Total, que empate. Pero, además, planteada la posibilidad de dirimirlo al azar, tampoco admitían el resultado. Que comida y punto.

No tuve más remedio que presionar un poco. Al final cantaron como pajaritos. Dos de ellos ‘no pueden’ salir a cenar porque no les deja su mujer. Directamente. El otro ‘sí puede’, pero ‘las consecuencias probablemente no compensen la salida del guión’.

Como a los tres los considero suficientemente inteligentes y sobradamente mayorcitos para dirigir los derroteros de su vida, no se me ocurre echar la culpa a sus santas. Simplemente alucino con que estén con una persona que no les deja ir a cenar o que les monta un pollo si lo hacen. De verdad que yo flipo.

Una vez claro -e inapelable- este punto, que no pienso comentar más porque me parece kafkiano y hoy no estoy para filosofías (otro día será), se me plantea la duda de qué actitud adoptar ante la cena en cuestión.

Mi primera reacción fue negarme en redondo a cambiar por comida. Les dije que ya les valía y que si no les dejaban era problema suyo. Cuando a mí no me dejaban salir por las noches me aguantaba. O metía bolas estilo ‘tengo un cumpleaños’ pero, claro, eso que haces con tus padres, con tu mujer, como que no (digo yo, a estas alturas ya no sé).

Mi segunda reacción -y la de mis dos compañeros que todavía se respetan a sí mismos- fue que, vale, que cambiamos por comida y otro día nos vamos los tres a cenar. La tercera que no hacemos nada y punto. En fin. El desayuno se disolvió finalmente sin consenso ni decisión alguna, y hemos quedado en hablar. No sé de qué.

¿Qué hago? ¿Cedo y hacemos comida, sigo de morros y paso de comida ni de cena, nos vamos los tres a cenar solos? ¿Qué haríais vosotros? Es que me da una rabia que no se pongan en su sitio, de verdad…

feliznavidad

Anuncios

8 Respuestas a “cenas de navidad

  1. me parece que las que mandan son ellas con su mano invisible y sus reglas inflexibles… bienvenida a la realidad del casado. aunque me da por pensar: de dónde extraen su granito de felicidad diario estas personas que no se pueden permitir una reunión entre amigos para cenar… tal vez me equivoque.

  2. Ay Ana que ahora que lo pienso a lo mejor mi “churri” no me deja ir de comida con vosotras….ja, pero si no tengo churri….ja …un beso

  3. Solo decir…”que pena”.
    Difícil papeleta yo cenaría con los tres y en plena cena llamaría a los otros pera recordarles que están presentes en la mesa a titulo de recordatorio,
    (para ver si reaccionan) quedas bien con ellos ,les haces pensar, y vosotros a pasarlo bien.

  4. Yo estoy muy de acuerdo con la idea que te ha dado doodo, es una forma de presión más sutil y efectiva que cabrearte sin más y ser inflexible con lo de que prefieres cena.

    Nunca he podido con la gente posesiva y mandona, es superior a mí, de hecho hace casi medio año dejé a mi ex por esa misma razón, no voy a permitir que otros gobiernen en mi vida. Besos.

  5. Pues yo te diría que hagáis vosotros tres lo que os apetezca y os vayáis de cena. Yo la verdad es que no entiendo nada esos “no me dejan” a determinadas edades y creo que suelen ser un “no me compensa” encubierto. Cada cual ha de ser capaz de mantener siempre su parcelita como individuo, esté o no en pareja. Así, al menos entiendo yo las cosas; no me parece ni tan siquiera “sano” lo contrario ni me gustaría estar con alguien que pretendiese compartir conmigo el 100% de todo lo que hago. Me encanta tener mis cosas que hacer por mi cuenta y que mi churri tenga las suyas, vamos, faltaría más!!!! Yo no perdono mis horas de lectura encerrada en mi habitación, mis quedadas a solas con mi hermana, mis tardes de compritas a mi bola… por nada del mundo! Al igual que él no renunciaría por mí a sus salidas en moto, sus partidas de la Play, o su gusto por las pelis xx en solitario… Cada uno ha de poder disfrutar en solitario de las cosas que le gustan y esos ratitos a solas con uno mismo, no están pagadas ni con todo el oro del mundo!!!!! Y si esas cosas son disfrutar de una cena con amigos, ni te cuento!!!

  6. muchas gracias por las ideas
    me ha llegado otra por mail que dice que igual es bueno convencerse de que cada persona tiene sus limitaciones y su forma de entender la vida (o de practicarla, más bien), y que a los amigos hay que aceptarlos con esos límites, saber a dónde llegan y no cabrearse ni pedir más
    no sé, la semana que viene, cuando se resuelva la historia, os contaré que hemos hecho finalmente y en qué ha quedado todo
    besitoss

  7. Yo soy tu y les digo que hago la comida el dia que se divorcien de esas sargentas que tienen como mujeres,no cedas!!

  8. bueno, pues os cuento el fin de la historia, que era deuda, veréis que hemos aprovechado todos vuestros consejos en un remix:
    por un lado hemos anulado la convocatoria, ni comida ni ná de ná, que se chinchen los tres malos 🙂
    por otro hemos quedado los tres buenos 🙂 para cenar un día y llamarlos y chincharlos más
    y por otro hemos convocado una nueva cita para la semana que viene, como quien no quiere la cosa, aunque de entrada ya hemos elegido comida 🙂
    besossssss

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s