placeres pequeños

No sé si a vosotros os pasa. Yo creo que a veces -demasiadas- pasamos de largo por los momentos pequeños. Luego nos damos cuenta e intentamos volver, pero en ocasiones es tarde, porque son irrepetibles, y hemos de conformarnos con saborearlos despacio en la memoria.

Si hacemos la prueba de pensar en los amores que han pasado por nuestra vida, seguramente no los recordamos por las grandes ocasiones, sino que nos vienen inmediatamente a la cabeza esos detalles breves que asociamos con cada uno de ellos.

Aquella mano que me cogía la nuca delicadamente cuando buscábamos telas de colores un domingo, en el rastro. El café de máquina que compartíamos en silencio cada mañana, leyendo la prensa. Un lunar en la comisura de sus labios que era absolutamente besable. El ramo de flores silvestres que le costó mil arañazos y tiré horrorizada porque venía con araña incluida. El sonido de su raqueta golpeando la pluma detrás de mí en los partidos de mixtos. Las palabras apresuradas que me escribió una noche en aquella libretita de espiral, a la puerta de la sala de juegos.

Hay otros placeres pequeños que disfrutamos solos. Son mucho más fáciles de repetir cuando queramos, lo que los convierte en un arma perfecta de bolsillo contra la rutina.

clyde_1

Os voy a confesar algunos por si os valen de algo. Eso sí, espero impaciente los vuestros, para apropiármelos todos.

  • Buscar ofertas de vuelos y hoteles en lugares exóticos para soñar un rato, aunque no tenga previsto hacer en realidad el viaje
  • Desconectar todos los teléfonos y dormir la siesta en el sofá compartiendo mantita y abrazo con los chiscos
  • Coger el coche y salir de la ciudad sin rumbo, con buena música, hasta que el cuerpo me pida parar
  • Hacer listas: de proyectos, de la compra, de lo que va en la maleta, de pequeños placeres…
  • Madrugar -sí, madrugar- un domingo para leer tranquilamente toda la prensa con un café bien cargadito y una tostada de pan de verdad
  • Enviar flores a algún amigo cuando menos se lo espera, simplemente porque sí
  • Comer una bolsa enorme de pipas Facundo mientras veo una peli
  • Buscar en internet regalos originales para los próximos cumples
  • Mandarme un correo a mí misma para animarme el día
  • Echar carreras por el pasillo con los chiscos
  • Pintarme los labios de rouge-femme-fatal, tomarme una copa de vinho de Porto con almendras e imaginarme que soy una espía que viaja en el Sudexpresso
  • Comprar una libreta nueva y estrenarla (con buena letra)
  • Sentarme en un banco del parque con viejecito incluido y tirarle de la lengua para que me cuente historias
  • Darme un baño de película con sales, libro acuático, cóctel, cigarrillo y, por supuesto, espuma
  • Leer vuestros blogs y vuestros comentarios
  • Y otros pequeños placeres solitarios que no os voy a contar…
Anuncios

8 Respuestas a “placeres pequeños

  1. – Leer vuestros blogs
    – Que me lean un relato bonito
    – Dar mi móvil y que al cabo de poco suene…¿es la persona deseada? Leo su nombre en la parte de arriba de mi pantalla…sí, es él…
    – Bajar a ver como juegan los gatos callejeros del parque de mi casa…

  2. – Que se presenten amigos de forma inesperada en el trabajo o en casa porque quieren estar conmigo

    – Relajarme con algo de Björk o Sarah Brightman mientras estoy tirado en el sofá mirando las musarañas

    – Fijarme en la gente que va en el autobus e imaginarme como será un día normal en la vida de cada uno

    – Irme a patinar de noche

    – Ir solo al cine

    – Echar un deathmatch al billar

    – Escuchar ilusionado como alguien que ha vuelto de viaje te cuenta sus impresiones sobre el lugar donde ha estado

  3. “Mandarme un correo a mí misma para animarme el día”. Ana B, esto me ha marcado de por vida, que lo sepas xDDDDDDD.

    Sí que es cierto que hay pequeños placeres que disfrutar en solitario y que, en mi opinión, a veces son extrapolables a la compañía, pero se disfrutan más en solitario. Ya sabes que yo disfruto mucho de mi soledad cuando la busco. Fines de semana en lo que no me apetece quedar porque quedo conmigo mismo y me lo paso de muerte, o viajes a Mallorca con lluvias torrenciales para ponerme a prueba (ais, qué recuerdos aquellos).

    ¿un pequeño listado? Ahora mismo, hombre:
    – Leer blogs a cualquier hora del día.
    – Tomarme el café tranquilamente cada mañana frente al ordenador, con la música muy bajita, mientras leo desde la prensa digital hasta una crítica de un disco.
    – Ese mítico “cinco minutos más” antes de levantarse.
    – Me mimetizo contigo en el momento bolsa de pipas y TV.
    – Hacer una buena tarta en la cocina, con la música a todo volumen, y cantando a voces mientras le doy a la batidora.
    – Repasar los buenos trabajos que un día hice para la Universidad y que me ayudaron a conseguir mis logros.
    – Pasar las hojas de un álbum de fotos, lagrimita incluida.
    – Ponerme guapo frente al espejo.

    Son momentos que disfruto en soledad. Como bien dices tú hay otros… que no se deben comentar en público, al menos sobrio jajajaja.

    Un beso, my love!!

  4. Qué bonito Post Ana… me ha encantado y reconfortado…
    Ahí van algunos míos:
    – Llegar a casa y salir de paseíto con Morfeo, sea la hora que sea y llegue lo cansada que llegue, sólo por compartir con él “nuestro momento del día”.
    – Poner la chimenea en casa y salir de ella para olerla, imaginando que alguien la prepara para mí.
    – Cocinar platos sanos y hacer una presentación “only for me”, como autoregalo del día.
    – Coger mis cajas de anillos de platas y probarme muchos de ellos, uno a uno o todos a la vez.
    – Coger mi colección de marcapáginas y seleccionar al azar varios de ellos y recordar quién me los regaló o si los compré yo, dónde y por qué.
    – Empezar a confeccionar “mi caja de recuerdos de/con Ito”…
    – Ir a algún sitio sola que me suponga un reto…
    – Ir a un aeropuerto y soñar con poder “escapar” adonde quiera cuando quiera.
    – Darme un baño de espuma en la bañera de hidromasaje y prepararlo con multitud de esencias y aceites y ambientarlo con la mejor música new age, velitas e incienso…´
    – Tras ese baño, ponerme pijama recién limpio y meterme en sábanas y edredón recién limpios.
    – Abrazarme cada mañana al despertar.
    – Abrir la ventana y saludar al mundo cada mañana, oxigenando mi habitación, mi mente y mi corazón.
    – Imaginar en distintos momentos del día dónde y qué estará haciendo Ito.
    – Intentar mandarle a Ito mensajes telepáticos sobre lo mucho que le quiero y estar convencida de que lo siento tanto, que en ese momento él lo está recibiendo y sintiendo.

    Podría seguir escribiendo muchísimos más… Reconozco que disfruto mucho de las cosas sencillas y de “mis momentos conmigo”.

    Un beso Ana y gracias…

  5. Ana quería darte la bienvenida…espero que estes mejor de verdad. Ya ves un placer para mi es que vuelvas a sacar una entrada (cosa nada sencilla )y yo me enfrasque con ella. Un besote y a escribir…

  6. Te repito lo mismo que te dije la primera vez que te leí: me parezco tanto a ti que me da miedo!!! jajajaja

    Suscribo toda tu lista y añado:

    -Dejar el salón absolutamente a oscuras un domingo después de comer y poner una peli de terror a todo volumen, con la bolsa de pipas mis gatix cerca y mi chico en el sofá de al lado

    – Conducir anocheciendo en verano con la música a tope y cantando a grito pelado con las ventanillas bajadas

    – El primer café de cada mañana

    – El último abrazo de cada noche

    – Tirarte todo el finde enganchada a un buen libro

    – Disfrutar de una buena canción y escucharla mil veces seguidas (cuántas veces habré escuchado “Black” de Pearl Jam sin tregua???)

    – El olor de los bebés

    -El ronroneo de los gatos

    Se me ocurren millones de cosas más, soy de pequeños momentos del día a día, la verdad…

  7. geniales. me los apropio todos ya, que lo sepáis. y estoy segura de que vosotros también

    de momento, esta semana voy a probar lo de bajar a ver jugar los gatos callejeros como winnie, hacer una tarta de chocolate cantando a voces 😀 como blueyes, abrazarme cada mañana como ita, y esperar visitas sorpresa de amigos como reijkavik. y ahora mismito me busco la canción que nos recomienda nuestra optimista de cabecera mientras sigo leyendo blogs…

    graciñas, winnie, eres un solete estoy mucho mejor

    este post me ha encantado. qué cantidad de ideas chulas, de verdad. espero todavía más

    besosssssssss

  8. Que bonito en ocasiones esos pequeños detalles con el tiempo son grandes.
    y les recuerdo con mucha fuerza, como una escena de película, una mano, una mirada,un roce un olor de chicle q te recuerda el primer beso oler la goma de borrar un lapicero todo despierta la historia pasada gracias por abrir esa puerta de pequeñas cosas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s